Esquitriber, abogados y asesores en Elche Alicante y Vega Baja

RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS EMPRESAS

6 abril, 2016

Desde el Departamento Jurídico de Esquitino, Trives y Berenguer en Elche, nuestros Abogados desean alertarles sobre el riesgo que en la actualidad corren las empresas y sus administradores, si en el seno de las mismas no se adoptan las medidas preventivas eficaces e idóneas , a través de programas de prevención de delitos, para evitar que actuaciones delictivas de sus administradores o empleados puedan repercutir en la vida de las propias empresas; ofreciéndoles la posibilidad  de poder preparar un plan de prevención de delitos que procure a la empresa cierta tranquilidad y seguridad.

Si bien desde la reforma anterior  en el año 2010 del Código Penal  las empresas podían ser condenadas por la comisión de determinados delitos, no ha sido hasta esta última reforma del Código Penal con la entrada en vigor el 1 de julio de 2015 de la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo , cuando se ha producido una regulación importante de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, incluyendo entre sus novedades , la existencia de diversos atenuantes y eximentes para la persona jurídica, siendo los denominados modelos o programas de prevención de delitos parte fundamental de la exención de la responsabilidad penal.

Es importante que conozca que las empresas serán penalmente responsables “de los delitos  cometidos en su nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por aquellos que actuando individualmente o como integrantes de un órgano de la persona jurídica, están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostentan facultades de organización y control dentro de la misma”;  pudiendo llegar a imponer a la empresa penas tales como : la imposición de una multa,  la disolución de la persona jurídica, suspensión de sus actividades por un plazo de 5 años, clausura de sus locales y establecimientos por el mismo plazo, inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas , intervención judicial.

Según se establece en el art. 31 bis 2 y quater del actual Código Penal, se podrá eximir o atenuar la responsabilidad penal de la empresa mediante la adopción y  ejecución  de “modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión”,  de manera que si se hubiera adoptado con anterioridad a la comisión del delito podrá ser eximente de responsabilidad , pero si se desarrolla con posterioridad a la comisión del delito , pero antes de la celebración del Juicio Oral, podrá atenuar la responsabilidad penal de la empresa, pudiendo disminuir , por ejemplo, el importe de la multa.

Será a través del Plan de Prevención del Delito la forma de desarrollar estos modelos de organización y gestión, y aunque el Plan de Prevención del Delito no es obligatorio si es necesario pues transmiten tranquilidad y seguridad; siendo el Compliance Officer y/o Responsable del Cumplimiento del Plan de Prevención del Delito el organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención, que si bien, en principio puede estar formado por uno o varios empleados de la empresa, puede parecer que un experto externo a la misma pueda disponer de mayor objetividad e independencia para actuar en caso de detectar conductas ilícitas dentro de la propia empresa.

El Tribunal Supremo en su Sentencia 154/2016, la primera condenatoria de una empresa,  confirma que los planes de prevención servirán para eximir de responsabilidad penal a la empresa. Para que sea comprensible para todos, pasamos a destacar los aspectos básicos de esta sentencia:

                -En primer lugar, y para determinar la existencia de responsabilidad penal de la empresa, se ha de  constatar la comisión de delito por una persona física que sea integrante de la persona jurídica

                -En segundo lugar,  que las empresas hayan incumplido la obligación de establecer medidas de vigilancia y control para evitar la comisión de delitos. Como señala la sentencia , para que los Planes de prevención de delitos puedan eximir de forma parcial o total la responsabilidad penal de la empresa, éstos además de contener medidas idóneas para prevenir la comisión de delitos, dichas medidas deber haber sido correctamente aplicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *