Esquitriber, abogados y asesores en Elche Alicante y Vega Baja

Las dos subidas de IVA aprobadas desde 2010 reducen la capacidad adquisitiva de las familias unos 760 euros anuales

4 septiembre, 2012

Las dos subidas del IVA aprobadas por el Gobierno desde 2010 –la primera por el anterior Ejecutivo socialista y la última en vigor el pasado sábado– supondrán para las familias españolas una pérdida de capacidad adquisitiva de alrededor de 760 euros anuales de media.

Tan solo el último incremento –anunciado en julio por el propio Mariano Rajoy– costará unos 470 euros a una familia tipo, según los cálculos realizados por la Organización de Consumidores (OCU). Por su parte, el sobrecoste medio estimado por el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) será de unos 437 euros para el conjunto de los hogares.

La subida en el precio de productos y servicios tiene dos vertientes. Por un lado, con el aumento de los tipos: el general sube del 18 al 21%, el reducido del 8 al 10% y el superreducido –en el que ya solo se incluyen los productos básicos de alimentación: pan blanco, harina, huevos, leche…– se mantiene en el 4%. Además, un buen número de productos y servicios dejan de beneficiarse de gravámenes reducidos o superreducidos. 20 minutos enumera aquí los principales cambios que afectan al bolsillo de los consumidores.

Principales cambios

Lo que más sube, cierto material escolar. Productos de uso escolar, como la plastilina, las cartulinas y otro material para realizar manualidades se encarecen nada menos que 17 puntos porcentuales. El Gobierno los ha pasado directamente de la lista de superreducidos a la general.

La cultura popular se dispara 13 puntos. El IVA aplicado en cines, teatros, conciertos, zoos, parques de atracciones y festejos se incrementa en 13 puntos porcentuales. El mismo aumento se aplica para los servicios funerarios, las peluquerías y los gimnasios privados, así como las operaciones de cirugía estética que no tengan una necesidad médica.

Energía y ropa más caras.Productos como los vehículos, la ropa y las bebidas alcohólicas, así como servicios de gas, luz y teléfono sufren una subida de tres puntos porcentuales. Solo en vestido y calzado, la Organización de Consumidores estima que supondrá un sobrecoste de 43 euros anuales para cada familia, mientras que los automóviles serán 650 euros más caros de media, según la asociación de vendedores Ganvam. Además, productos tan habituales como los tampones, las compresas y los cosméticos serán gravados casi como productos de lujo.

Un 10% de IVA para carne, aceite, transporte y bibliotecas. La subida de dos puntos porcentuales en el tipo reducido del IVA afectará a los productos alimenticios no considerados básicos –carne, pescado, aceite, galletas, azúcar…– y hasta al agua. También pasa a aplicarse un 10% a los productos dietéticos y a las gasas, al transporte público, a gafas y lentillas y a las bibliotecas.

No suben libros, revistas, medicinas ni VPO. Además de los alimentos básicos ya mencionados, se mantienen con tipo superreducido del 4% los libros y revistas, las medicinas, las viviendas de protección oficial y los servicios de teleasistencia.

Dudas en su aplicación en ciertos servicios. La asociación de consumidores Asgeco reclama la reforma de la Ley del IVA para las llamadas operaciones de tracto sucesivo –los servicios de luz y gas, por ejemplo–, ya que “puede llevar a recargos importantes en las facturas, puesto que muchas empresas realizan lecturas estimadas de consumo durante varios meses consecutivos. Si las empresas han prestado un servicio durante el mes de julio o el mes de agosto no tiene ninguna lógica económica, más que de puro afán recaudatorio, abonar facturas con el 21%”, denuncia Asgeco.

Grandes empresas no lo repercutirán. Multinacionales del sector textil como Inditex, Primark, Cortefiel, Pronovias y Mango ya anunciaron que no repercutirán la subida del IVAen el precio final de sus productos y que serán ellas las que asuman el incremento. En otros sectores comerciales, empresas como Mercadona e Ikea también han congelado los precios (la compañía sueca solo en 122 de sus productos). El pequeño comercio trasladará paulatinamente el aumento del IVA a sus productos.

FUENTE: 20MINUTOS.ES

En Esquitino Trives y Berenguer  contamos con un equipo de economistas, asesores fiscales y abogados especialistas en IVA y Pymes. Si desea realizar alguna consulta puede contactar con nuestros asesores fiscales en el teléfono 966610048.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *