Esquitriber, abogados y asesores en Elche Alicante y Vega Baja

El Gobierno incentiva la inversión inmobiliaria rebajando el 50% las plusvalías

23 mayo, 2012

El mercado inmobiliario necesita, dicen, todos los empujones que se le puedan dar porque de su salud depende la economía. A falta de estímulos desde la oferta, la banca y la demanda, el Estado aporta lo que puede: descuentos fiscales. Quienes compren una vivienda de aquí al 31 de diciembre podrán desgravarse la mitad de la plusvalía que genere la futura venta de esa misma vivienda.

La medida pretende, entre otros objetivos, la salida de activos inmobiliarios de los balances de la banca de aquí a final de año. Es, ante todo, un estímulo para los inversores, pues el Gobierno busca, entre otros, aumentar el beneficio futuro de particulares que compren para luego vender y empresas, sobre todo fondos que apuesten por mantenerlas -en alquiler- a medio plazo para traspasarlas más tarde.

Como ha explicado la ministra de Fomento Ana Pastor, se trata de una medida que tiene la finalidad de “dinamizar el mercado inmobiliario”, en el tramo de la inversión, podría aclararse. El descuento se aplicará a tres impuestos: el IRPF, el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes y el Impuesto de Sociedades, siempre que no haya vinculación -familiar, contractual o empresarial, se entiende- entre comprador y vendedor. Esta salvedad evitará que los inmuebles puedan circular entre empresas de un mismo grupo.

La medida, que entrará dentro del Real Decreto Ley sobre saneamiento y venta de los activos inmobiliarios del sector financiero, beneficia principalmente a los bancos, principales tenedores de inmuebles, que los pondrán a tiro de inversores que aspiren a venderlos más caros con posterioridad. De hecho, la exención se aplica no sólo a viviendas, también a locales, solares, trasteros, garajes y oficinas. Una vez vendidas, las viviendas adquiridas entre el 11 de mayo y el 31 de diciembre tendrán privilegios fiscales, sin importar el año en que sean vendidas.

Cúmulo de estímulos

Este estímulo fiscal se une a la rebaja del IVA al 4% -destinado a bienes de primera necesidad- hasta final de año para quien compre un inmueble (garajes y trasteros incluidos) nueva y a la recuperación para las rentas medias y altas de la desgravación por la compra de vivienda

A principios de año, las promotoras pidieron también un IVA super-reducido para la compra de segundas viviendas, un estímulo que aún no ha sido contemplado por el ejecutivo.

Socimis

A la medida de rebajar al 50% los impuestos a los beneficios futuros de viviendas adquiridas este año, Pastor añade modificaciones del régimen fiscal de las Sociedades Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi), un tipo de sociedades creadas por el ejecutivo anterior para impulsar sociedades patrimoniales que grestionaran grandes bolsas en alquiler.

El Gobierno reduce ahora a estas sociedades el plazo exigido para que los bienes inmuebles que hubieran sido promovidos por la entidad se mantuvieran en arrendamiento, de siete a tres años. También se reduce la cifra de capital social mínimo exigido, de 15 a 5millones de euros, y se elimina el requisito de que la financiación ajena de la entidad no supere el 70% del activo de la misma.

Además, las Socimi tributarán en función del resultado del ejercicio, se incrementan las rentas exentas del 20% al 25% y el tipo de gravamen se fija en el 19%

 

FUENTE-. EL MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *