Esquitriber, abogados y asesores en Elche Alicante y Vega Baja

Desestiman una demanda por implantes PIP porque las prótesis eran homologadas

8 marzo, 2013

 Un juzgado de Alicante ha desestimado una demanda interpuesta por una mujer a la que le implantaron prótesis mamarias PIP al entender que los efectos adversos de dichas prótesis se conocieron en 2010, cuatro años después de su operación y cuando dichos implantes estaban autorizados en España.

Además, la sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 1, subraya que las prótesis implantadas no sufrieron ningún proceso de rotura y que en la propia demanda “no se hace alusión alguna a que el resultado obtenido en su día -tras la operación- no fuera satisfactorio para la paciente”.

En su escrito de demanda, dirigido contra el cirujano y la clínica de medida estética, la mujer reclamó una indemnización de 5.700 euros por los perjuicios, a su entender, de “un negligente cumplimiento” de los demandados.

Tales perjuicios vendrían representados por los defectos que las prótesis implantadas (PIP) presentan, “según ha podido conocerse con posterioridad a su colocación”, según añade el fallo, que recuerda que fue en 2010 cuando se alertó de posibles daños y lesiones a sus portadoras en caso de rotura.

En este sentido, el magistrado titular expone que en 2006, cuando se procedió al implante de las prótesis a la demandante, “éstas estaban perfectamente homologadas y autorizadas”. Además, las citadas prótesis no se rompieron.

Asimismo, la sentencia relata que la paciente se sometió al recambio de las prótesis en 2012 en la misma clínica donde se llevó a cabo la primera operación.

Por tanto, el tribunal no aprecia negligencia en la implantación de las prótesis mamarias, pues estaban homologadas y tampoco provocaron daños a la demandante.

A través de un comunicado de prensa, la defensa de la parte demandada ha destacado que el recambio de prótesis al que se refiere la demandante no vino motivado por la rotura de la prótesis PIP, sino por las noticias de efectos adversos de dichas prótesis, conocidos a partir de marzo de 2010″.

Para el letrado Javier Moreno, esta sentencia constituye un respaldo para todos aquellos cirujanos y clínicas que en su momento implantaran prótesis mamarias PIP, “pues les exime de responsabilidad al venir las mismas provistas del marcado CE y estar homologadas y autorizadas en España”.

FUENTE: ELMUNDO.ES

En Esquitino, Trives y Berenguer, S.L.P. contamos con un equipo de abogados expertos en reclamación de daños y perjuicios por negligencias médicas. Si desea realizar alguna consulta relacionada con este tema se puede poner en contacto con nuestros abogados especialistas en el número de teléfono 966613529

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *