Esquitriber, abogados y asesores en Elche Alicante y Vega Baja

ABOGADOS DE ELCHE CONSIGUEN CONDENA A BANKIA DE 114.000 EUROS E INTERESES POR LA COMPRA DE PARTICIPACIONES PREFERENTES Y POSTERIOR CANJE POR ACCIONES

20 abril, 2016

ABOGADOS del despacho de Elche ESQUITINO TRIVES Y BERENGUER consiguen condena a BANKIA a reintegrar el importe de 114.000 euros más intereses legales, declarando la nulidad de dos contratos de adquisición de participaciones preferentes y la posterior operación de canje de participaciones preferentes por acciones de Bankia.

      El despacho ESQUITINO TRIVES Y BERENGUER ABOGADOS Y ASESORES  de Elche, Alicante y Veja Baja, han conseguido dicha  sentencia que ha sido dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Torrevieja.

            En dicho procedimiento la entidad bancaria se opuso en primer lugar al pago  por entender que no cabía la nulidad de los contratos solicitada porque afirmaba que  los mismos estaban extinguidos, como consecuencia del canje de las participaciones preferentes opor acciones de la entidad.

            Sin embargo el Juzgado rechaza la oposición de la entidad bancaria afirmando: “ En el caso que nos ocupa, no puede sostenerse que la demandante, voluntariamente, haya decidido confirmar el contrato mediante su novación, puesto que el canje de las participaciones preferentes por acciones, tal y como indica la propia demandada en su contestación, no fue un negocio voluntariamente celebrado entre las partes, sino impuesto por el FROB (Resolución de la Comisión Rectora del FROB publicada en el BOE de 18 de abril de 2013, que determinó la compraventa obligatoria en efectivo, por parte de BANCO …, S.A. de la totalidad de las participaciones preferentes, destinándose dicho importe, necesariamente, a la suscripción de acciones BANKIA de nueva emisión). Así las cosas, no se trata de una novación voluntariamente celebrada, ni de una confirmación expresa o tácita, sino de una imposición, que viene a ser una consecuencia más del funcionamiento de las participaciones preferentes suscritas”.

Sentencia Bankia Preferentes

Además si bien Bankia se opuso al pago porque afirmaba que   cumplió debidamente con todas sus obligaciones, ofreciendo una adecuada información sobre el producto, por el contrario la sentencia dictada rechaza los motivos de oposición afirmando entre otros extremos:

“Se afirma que la entidad bancaria no le facilitó la información necesaria  sobre las características del producto que estaba adquiriendo, por lo que las omisiones en las explicaciones llevadas a cabo le impidieron conocer adecuadamente las operaciones que estaba realizando. De hecho y a la vista de la documental aportada parece que la actora únicamente se limitó a firmar lo que los propios empleados de la entidad financiera le pusieron a la firma, sin que conste que se haya ofrecido información adicional acertada ni sobre las características del producto, ni sobre la complejidad del mismo, ni sobre el riesgo del mismo, ni sobre la supuesta “preferencia” de las participaciones suscritas, información que era del todo relevante habida cuenta de que se trataba de un producto complejo con una suscripción de participaciones perpetuas. Por ello resulta inocua la calificación concreta del negocio jurídico concertado entre las partes, contrato, asesoramiento o simple indicación de inversión, pues lo relevante es que el test de conveniencia o de idoneidad (documento 9) se ha elaborado de una forma puramente ritual y formularia, mediante la suscripción en la propia oficina y con los propios medios técnicos de la misma del documento de la supuesta idoneidad del contratante. Dado el perfil de Dña xxxxxx, una persona mayor que con anterioridad nunca había contratado este tipo de productos y su falta de conocimientos financieros, resulta sorprendente que haya podido contestar a las preguntas que se le formularon en el mencionado test, dada su complejidad técnica para una persona no iniciada. La actora se encuadraría en la categoría de cliente minorista y, en consecuencia, no reuniría el perfil indicado para la adquisición de un producto complejo y de alto riesgo como son las participaciones preferentes”.

Sentencia Preferentes

Existe asimismo una manifiesta irregularidad en los documentos emitidos por la entidad bancaria registrando las operaciones, declarando que no se le suministró la información necesaria. Se considera esencial el documento 7, que si bien aparece firmado por la actora, no se le entregó copia, por lo que parece entenderse que ella firmaba lo que le mostraban, atendiendo a la confianza que le inspiraba el empleado de la sucursal. En relación a ello, el documento 11, en el que se detalla toda la información acerca de la suscripción de las preferentes, no aparece siquiera firmado. La deficiente información suministrada por la demandada, pues, nos lleva a considerar que existe por su parte, un incumplimiento de sus obligaciones. Corresponde a la entidad bancaria la carga de la prueba de la información suministrada al cliente en el momento de suscribir el contrato, y no ha presentado pruebas que demuestren que dicha información fue veraz. De la prueba practicada resulta que al cliente no se le informó de manera comprensible para ella de las verdaderas características del producto contratado, que era de alto riesgo, y se ofertó a un cliente  de perfil ahorrador, que nunca había realizado operaciones de esa naturaleza y que carece de conocimientos en materia financiera, sin que el test de idoneidad contradiga esta afirmación, ya que la nulidad de este contrato viene dada por las características del producto de las que se informó engañosamente a Dña xxxxxxx, pues no se correspondía en absoluto a lo que en realidad contrataba”.

Estimando íntegramente la demanda formulada por los abogados de ESQUITINO TRIVES Y BERENGUER ABOGADOS Y ASESORES  en defensa de su cliente, la sentencia  concluye:  En definitiva, la información errónea facilitada y los escasos conocimientos financieros de la demandante, obligan a considerar que ésta, en el momento de la celebración del contrato correspondiente, sufrió un error esencial que determinó que su consentimiento estuviera viciado, con la consiguiente nulidad de los negocios jurídicos realizados. La demanda, por tanto, ha de ser estimada”.

La sentencia condena a Bankia a reintegrar el importe correspondiente a los 114.000 euros de la inversión así como al pago de los intereses legales, y con imposición de costas a la entidad bancaria.

Dicha sentencia es firme al no haberse recurrido por la entidad bancaria, y la cliente del despacho ya ha percibido el importe correspondiente al principal y los intereses reclamados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *